Olla Cocción Lenta

¿SON SEGURAS LAS OLLAS DE COCCIÓN LENTA?

¿Las ollas de cocción lenta son un electrodoméstico seguro? ¿Debo tener alguna precaución especial al utilizarlas? Vamos a repasar todas las preguntas que pueden surgirte a la hora de adquirir tu nueva olla de cocción lenta o slow cooker.

Contenidos


¿Las ollas de cocción lenta son seguras?

, las ollas de cocción lenta son tan seguras como cualquier otro electrodoméstico. Puedes dejarlas funcionando sin atención con la misma tranquilidad que dejas la lavadora o el frigorífico. Y de la misma manera que con el resto de electrodomésticos, deberás tener las mismas precauciones básicas que requiere un aparato eléctrico.

Es importante, en cualquier caso, recordar que las slow cookers están diseñadas para funcionar en un rango de temperaturas aproximada de entre 70º y 140º. Son temperaturas seguras pero convierten a tu olla en una fuente de calor, así que no olvides tener esto en cuenta cuando la pongas a funcionar.


¿Las temperaturas de la olla de cocción lenta matan las bacterias?

, por supuesto. Tanto el calor del slow cooker como el vapor que se concentra en el interior de la olla al cocinar son una combinación que elimina las bacterias.

Obviamente es necesario que los alimentos que vayas a cocinar en tu olla de cocción lenta estén conservados adecuadamente, especialmente los que requieran refrigeración. También es necesario que descongeles los alimentos que preveas cocinar antes de introducirlos en la olla de cocción lenta.


¿Puedo usar alimentos congelados?

No. Debes descongelar los alimentos antes de cocinarlos con tu slow cooker.

Como hemos expuesto en el punto anterior, las temperaturas y el vapor del interior de la olla pueden eliminar las bacterias. Pero si introduces los alimentos congelados es posible que la cocción no alcance las temperaturas necesarias para hacerlo. Por eso debes dejar que los alimentos se descongelen completamente antes de utilizarlos.


¿Qué pasa con mi olla si hay un corte de electricidad?

En el poco frecuente caso de que al llegar a casa descubras que ha habido un corte de luz y tienes dudas de si el plato se había cocinado completamente, lo más prudente es que deseches los alimentos y no consumas el plato que estabas cocinando en tu slow cooker.

¿Por qué? Las ollas de cocción lenta son aparatos eléctricos. Por tanto, un corte en la corriente hace que dejen de funcionar. En consecuencia, esto puede provocar que las temperaturas del interior de la olla no alcancen los niveles seguros de cocción que aseguran la eliminación de bacterias.

Si el corte de electricidad se produce mientras estás en casa, sólo tendrás que sacar los alimentos de tu olla y terminarlos de cocinar en un medio alternativo, como un fogón de gas, por ejemplo. Si el corte es posterior a que el plato ya se haya cocinado por completo y sólo afecta a la función de mantenimiento de temperatura, podrás consumir el plato siguiendo las mismas pautas que utilizarías con cualquier otro plato preparado.


¿El modo de mantenimiento de temperatura es seguro?

Absolutamente. La mayoría de las ollas de cocción lenta modernas incluye una función automática que mantiene caliente el plato cocinado una vez terminada la cocción. Esto tiene una doble función: por un lado, asegura que el plato esté a una temperatura agradable para consumirlo cuando lleguemos a casa; por otro, mantiene la preparación a temperatura suficiente para evitar la proliferación de bacterias (normalmente alrededor de 60º).

En cualquier caso, es recomendable que la función de mantener caliente no se prolongue por encima de las cuatro horas.


¿Puedo utilizar temporizadores externos para controlar el inicio de mi olla?

Te recomendamos evitarlo en la medida de lo posible. Es preferible intentar adecuar el inicio de la cocción y calcularlo contando con la función de mantenimiento de calor posterior. Si de todos modos prefieres utilizar uno, aquí te dejamos un enlace donde puedes informarte sobre el empleo y seguridad de programadores eléctricos.


En resumen

Siguiendo las mismas normas de precaución básicas que con cualquier otro aparato, podrás disfrutar de los platos que prepares en tu olla de cocción lenta y de las ventajas, comodidad y ahorro de tiempo que este estupendo pequeño electrodoméstico te ofrecen.

¡Buen provecho!